domingo, 10 de febrero de 2013

¿Por qué aparejar en forma de pirámide?

Aunque dicen que cada maestrillo tiene su librillo, una de las recomendaciones que hacemos a los alumnos es que en el momento de tirar el aparejo ROBERLO VERSIS 5:1, es que lo hagan en forma de pirámide. Este consejo lo damos tras detectar que muchos pintores lo hacen al revés, es decir, empiezan por tapar la masilla en lugar de la zona más amplia, con la idea de que la masilla debe rechupar para luego tapar el tapar el poro. La idea no es mala, pero hay que tener en cuenta que quizá interese tapar el poro a base de capas sucesivas y evaporadas entre sí que no dar una mano húmeda sobre el polvo (aparejo seco que queda alrededor de la aplicación) que se desprende fácilmente.
La experiencia que tenemos en el taller lo confirma, cuando lijamos un aparejo y el alumno se queja de que el aparejo desaparece, normalmente es por que se ha tirado una mano húmeda sobre el pulverizado de la mano anterior. Cuando se tira en pirámide, al lijar, el pulverizado será arrastrado por la lija a la primera de cambio, pero no pasa nada, debajo tenemos una mano bien tirada que hará que el aparejo quede perfectamente adherido. Luego si es necesaria la tercera mano por que ha quedado un defecto de enmasillado, solemos cerrar abanico, cerrar paso de producto para que no cargue tanto y nos descuelgue y en pasadas muy breves y rápidas conseguir igualar la zona.
Ningún aparejo disimula un mal trabajo de lijado, como ninguna masilla disimula un mal trabajo de chapa. Hacer un aparejado bien tirado, tampoco cuesta nada.

¡¡¡CONSULTA LA FICHA TÉCNICA SIEMPRE!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedo aportar que...