domingo, 3 de marzo de 2013

Practicar con la pistola de retoques

Una de las cosas que hacemos para practicar los difuminados es aprender a manejar la pequeña pistola de retoques. Funciona igual que la convencional, pero con unos matices diferentes. Por ejemplo, hasta ahora, hemos aplicado un montón de pintura en piezas enteras, como si fuéramos un robot. Solapando perfectamente y con una disciplina férrea en cuanto a posición de la pistola, distancia y presión. Siempre hemos tirado la 1/2 mano de anclaje + 1 o 2 manos húmedas, tanto en monocapa con en bicapa, ésta última con la 1/2 mano final de control para evitar sombras en metálicos. Ahora toca todo lo contrario, vamos a "abanicar" con la pequeña pistola tanto de derecha a izquierda como al revés. Luego ya sabremos manejar la pistola cuando tengamos que "recoger" o "barrer" en función de la configuración de la pieza a difuminar.
Ésta es nuestra colección de pistolas. La de retoques tiene un tamaño más pequeño. 
Ahora se trata de todo lo contrario. Con la pistola de retoques pasamos de los siguientes valores para bicapa:
  • Pico de fluido: 1,3 a 1 mm
  • Abanico: Abierto a tope en las dos pistolas, cerrado al 50% si usamos la pistola normal para retoques
  • Presión: 2 Bar con gatillo apretado a 1,7 bar
  • Viscosidad: 17-19' a 14-16'
  • Distancia: entre 10 y 20cm
  • Tiempo en manos: hasta que matice
  • Lija mínima previa: P800, antes de aparejar con Versis H/H en cabina para aislar y evitar incompatilibidad de productos

Una de las 3 actividades previas a tirar Valhyd es práctica con pinturas antiguas. En esta ocasión, empezamos la actividad 1 para crear un franjeado de 4 colores. El objetivo es integrar diferentes colores dentro de otro. En la puerta aparecen 5, el tercero es azul poco cubriente sobre base verde, queda violeta.



No es fácil, un "gatillazo" fuera de sitio significa una mancha de imposible solución, salvo seguir coloreando con el color dominante. Si fuera un plata en base agua, las sombras serían evidentes. ¡Hay que tener mucho pulso!




Al pasar la imagen en B/N se aprecia mejor el defecto de aplicación.


En la Actividad 2 de la práctica 6410-1 Técnica de manejo de pistolas de retoque hacemos un degradado, pasando de un mismo tono mucho más claro a uno mucho más oscuro, usando 4 colores. El objetivo es el mismo, con la particularidad de que visualmente hemos de ser capaces de "suavizar" la transición de un color a otro, sin que se note demasiado. Si bien es cierto, que a la hora de preparar la pintura, existe un paso demasiado acusado de saturación  respecto al anterior. ¡La experiencia ya nos sirve!


Lo mejor de todo es lo que se ha apreciado, el cambio de tonalidad de un rojo a un naranja, con actores principales, el número de pasadas y la saturación de color. Cuando más pasadas, más viveza de color (más rojo en la foto anterior) y la "suciedad" del color, muy evidente en la mitad izquierda. De ser un poco menos sucio (menos negro), el degradado hubiese sido ideal. 

La Actividad 3 consiste en colorear uniformemente la pieza y realizar un difuminado en seco, con un color sólido en bc con unas gotas de negro u otro color. Debe ser lo más invisible posible!!! ¡Veremos los resultados la semana que viene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedo aportar que...