domingo, 9 de marzo de 2014

Cómo saber si te han repintado bien tu coche

El efecto FLIP es variabilidad del color (normalmente la viveza) que se da especialmente en colores grises metalizados. Los colores grises plata, azules claros, colores neutros como champagne o marrones claros, perlados y cuatricapas, presentan ciertas dificultades a la hora de repintado. Cuando son piezas enteras (aletas o puertas) y se repintan, en función del ángulo de visión con que miremos, podemos detectar esa diferencia de color.
Supongamos un cliente que ha repintado una puerta delantera. Normalmente mira su coche dentro del taller en el momento de la entrega de forma que la reparación la tiene frontalmente a sus ojos y aparentemente el repintado ha sido correcto, la aleta y puerta contigua a la que se ha reparado es del mismo color. Ahora bien, a la semana siguiente, el cliente observa con luz diurna a mediodía que mirando de lado su lateral, la puerta repintada es un poquito más clara o más oscura. Y ahora que el cliente ya lo ha detectado, no hará más que acordarse de su puerta no es del color correcto, aunque lo parezca en determinadas situaciones. 
La reclamación está servida y tocará rehacer el trabajo, la jugada a salido mal para el taller. Lo siguiente no será ajustar mejor la fórmula para "clonar" el color (es imposible, hay demasiadas variables que permitan la réplica exacta del color), si no difuminar el nuevo color entre la aleta delantera y la puerta trasera. Se tendrá que 'repintar' 3 piezas, en lugar de una. Ahí está la diferencia de precio entre un presupuesto y otro o un trabajo perfecto y otro que quizá no lo sea tanto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedo aportar que...